3 feb. 2008

Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzunezzzzzzzzzz

En el 2006, Joel Geddis (no es Jedis…) compró un Zune, el Mp3 de Microsoft. Un día mientras lo escuchaba música con sus auriculares, el Zune se reseteó sin más y por sus auriculares emitió un sonido intenso que le provocó una permanente salida de liquido de los oídos (arghhh), perdida de audición y un zumbido permanente. Como suele pasar en estas ocasiones, el pobre zunero demandará Toshiba (quien fabricaba la 1ª generación de Zune’s) y por supuesto a Microsoft.

Fuente: engadget

No hay comentarios: