6 sept. 2007

Sacrifican dos cabras para conjurar una cadena de averías

Bueno, yo siempre he sido contra los sacrificios animales, pero esto hay que decirlo.
El pasado domingo, Nepal Airlines restregaba la sangre de dos cabras recién sacrificadas por el morro aerodinámico de su Boeing 757. Con ello, los ingenieros de la compañía, incapaces de arreglar el sistema anticongelante de la nave, apaciguaban a Kal Bhairab, el dios nepalí de la destrucción. Horas después, en un tercer intento, el único Boeing operativo de la aerolínea conseguía surcar los cielos hasta Hong Kong, sin que tuviera que lamentarse destrucción alguna.

Fuente: lavanguardia

No hay comentarios: